Inicio / PROVINCIALES / El Papa puso fecha a la beatificación de Fray Mamerto Esquiú: el 13 de marzo de 2021, en Catamarca

El Papa puso fecha a la beatificación de Fray Mamerto Esquiú: el 13 de marzo de 2021, en Catamarca

Fue confirmado desde la Orden Franciscana. Asistirá a la celebración como representante del papa Francisco, el cardenal Giovanni Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

El papa Francisco dispuso que la beatificación de Fray Mamerto Esquiú, tenga lugar en San Fernando del Valle de Catamarca, el 13 de marzo de 2021.

Esquiú nació el 11 de mayo de 1826 en la localidad de Piedra Blanca. Luego, se unió a la Orden de los Frailes Menores y fue nombrado obispo de Córdoba en 1880.

“Con enorme alegría comunicamos que en el día de ayer, 26 de agosto de 2020, la Oficina de Postulación General de Carta de la Secretaría de Estado del Vaticano, informó que el Papa Francisco ha concedido que la celebración del Rito de Beatificación del Venerable Siervo de Dios Fray Mamerto Esquiú, tenga lugar el día sábado 13 de marzo de 2021 en Catamarca, representando al Sumo Pontífice el Excmo. Cardenal Ángelo Becciu, Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos”, comunicaron desde la Orden Franciscana.

Asistirá a la celebración como representante del Papa Francisco, el cardenal Giovanni Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Fray Mamerto Esquiú, será beatificado gracias al reconocimiento de un milagro de la sanación de una niña tucumana que se le adjudicó a su intercesión.

Campanas y lugar a definir

A las 10 horas, el repiqueteo de las campanas de la Catedral Basílica, del Templo Franciscano y demás templos del territorio diocesano, propagó la alegría de esta gran noticia en el Año Mariano Nacional.
A las 10.30 horas, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, realizó el anuncio oficial, en el marco de una conferencia de prensa realizada en la sede episcopal, acompañado por el flamante Vicario General, Pbro. Julio Murúa; Fray Pablo Reartes, fraile de la Comunidad Franciscana local; y el Prof. Mario Vera, historiador y difusor de la figura de Esquiú.
En el arranque de su contacto con la prensa, Mons. Urbanc expresó: “Hermanos y devotos de Fray Mamerto Esquiú, nos ha llegado la buena noticia de la confirmación de la fecha definitiva establecida por el Santo Padre a través de la Secretaría de Estado. Si Dios quiere y las circunstancias lo permiten, el 13 de marzo, acá en Catamarca, en lugar todavía a definir, se va a realizar la ceremonia de beatificación de nuestro querido comprovinciano Fray Mamerto Esquiú”.

Comisión Diocesana

El Obispo también dijo que “en julio, he nombrado una Comisión Diocesana específica para ir preparando esta ceremonia. El Padre Julio Murúa, Vicario General, será mi delegado para presidir esta comisión multisectorial”. En este sentido indicó que “esta comisión será la única interlocutora válida para cualquier tipo de preparación para la celebración”, trabajando coordinadamente con la Comisión Franciscana conformada con anterioridad.
“Esta Comisión Diocesana tiene un miembro de la Arquidiócesis de Córdoba, puesto por el Arzobispo de Córdoba, porque Fray Mamerto ha sido Obispo de Córdoba. La Arquidiócesis de Córdoba ha cedido sus derechos a la Diócesis de Catamarca porque es donde nació y murió, así que nos queda el gran honor a los catamarqueños de asumir esta responsabilidad de la ceremonia de beatificación”, aseveró.

Asimismo, agradeció a quienes se esforzaron por esta Causa en el curso de los años, resaltando que providencialmente “el 13 de marzo del año que viene se van a cumplir ocho años de la elección del Papa Francisco, y esto nos debe causar una gran alegría”.
Los detalles de la Comisión Diocesana Esquiú fueron brindados por el Padre Julio Murúa, quien leyó parte del decreto de designación.

Sus miembros son el Pbro. Julio Alejandro Murúa (presidente), el R.P. Dante Simón SDB, de la Arquidiócesis de Córdoba; el Pbro. Carlos Gabriel Robledo, Párroco de San José, Piedra Blanca; el Pbro. Domingo Martín Chaves, Párroco de San Recreo, Recreo; Fr. Eduardo Pablo Reartes OFM y el Prof. Mario Daniel Vera.
El sacerdote hizo memoria de Fray Mario Fuenzalida, fallecido recientemente, quien “ha bregado mucho por esta Causa”, siendo un gran impulsor de la misma durante muchos años.

¿Quién fue Fray Mamerto Esquiú?

Esquiú nació en Catamarca en 1836 y desde pequeño sufrió graves problemas de salud. A los cinco años, estando muy enfermo, vistió por primera vez un hábito franciscano: lo había confeccionado su madre quien prometió vestirlo siempre con él para que se curara.

Apenas cumplidos los 10 años, ya huérfano, ingresó al convento de San Francisco donde fue ordenado sacerdote el 18 de octubre de 1848. Entregó gran parte de su vida a la docencia; sólo quiso dedicarse a los demás y a vivir “desconocido e ignorado”.

A fines de 1880 fue nombrado obispo de Córdoba, donde también daba misas en penales y hospitales y recibía en su casa a pobres y necesitados, entre quienes repartía su dinero. “Me gusta la soledad y una vida retirada; sin embargo, mientras tenga fuerzas me veréis siempre inquieto de una a otra parte, solícito del bien de todos”, escribió en su diario Esquiú.

Murió el 10 de enero de 1883 en la posta catamarqueña “El Suncho”, un lugar “humilde, solitario, privado de todo recurso” como había sido su propia vida, escribió un diario de la época al dar cuenta de su deceso.

Pero probablemente el episodio más famoso de su vida fue el sermón de la Constitución. El 9 de julio de 1853, en un clima de tensión entre quienes proponían un Estado laico y quienes deseaban uno confesional, el religioso pidió concordia y unión para los argentinos, alcanzando trascendencia nacional.

“Obedeced, señores; sin sumisión no hay ley; sin ley no hay patria, no hay verdadera libertad: existen sólo pasiones, desorden, anarquía, disolución, guerra y males de que Dios libre eternamente a la República Argentina”, declamó.

En 2008, el corazón de Fray Mamerto Esquiú desapareció de una urna ubicada en el Convento de San Francisco, de Catamarca. A las pocas horas fue detenido un joven que declaró ante la Justicia haber tirado la reliquia a un cesto público de la capital provincial. Ya había sido robado en 1990 pero fue recuperado al poco tiempo.

 

Fuente: LA UNIÓN DIGITAL.

Compruebe también

Capayán pasó a la Etapa Roja por casos de coronavirus

La medida comenzó a regir esta tarde y se extenderá por una semana. l COE …

La Rioja: Accidente entre dos motocicletas deja a una menor herida en Chamical

El siniestro vial se registró en horas de la tarde de este sábado 17 de …

Dejanos tu comentario