Inicio / NACIONALES / “Hay una manera de salir del penal”: la nota que le hicieron llegar a Lázaro Báez en la cárcel

“Hay una manera de salir del penal”: la nota que le hicieron llegar a Lázaro Báez en la cárcel

La declaración que hizo ayer el empresario ante el TOF 4, en la que dijo que el Gobierno lo extorsionó para denunciar a Cristina Fernández, coincide con un escrito que presentó en Dolores hace un mes.

Las explosivas declaraciones del empresario Lázaro Báez en el juicio por lavado de dinero coinciden con el escrito que presentó un mes atrás en la causa por espionaje ilegal que tramita en el juzgado de Dolores. El 10 de octubre, Báez sostuvo un relato similar al que desarrolló este miércoles ante el TOF 4. Entonces acercó un manuscrito que, dijo, fue elaborado por el periodista Luis Gasulla, el mismo al que se refirió como quien le ofreció acercase al ministro de Justicia, Germán Garavano, para aliviar su situación procesal. El documento que le adjudica al periodista comienza con la sugestiva frase: “Hay una manera de salir del penal”.

Hace poco más de un mes, el empresario patagónico presentó al juez Alejo Ramos Padilla un escrito en el contó que sufrió “presiones judiciales así como de integrantes del Poder Ejecutivo”. “Siempre se me requirió información que perjudicara a Cristina Fernández de Kirchner”, explicó. En la mentada presentación ya había denunciado que durante su detención en el penal de Ezeiza se le acercaron personas que decían integrar los servicios de inteligencia del Estado, un episodio que volvió a describir este miércoles en el juicio conocido mediáticamente como “Ruta del dinero K”. Se trata de la escena en el Hospital Penitenciario Central, donde -contó- se le presentó la abogado Claudia Balbín, quien dijo ser enviada de Macri y trabajar con la Nº 2 de la AFI, Silvia Majdalani.

En la presentación ante el juzgado de Dolores, Báez acompañó una nota que, según relató, confeccionó el periodista Luis Gasulla. En el manuscrito (que espera por una pericia caligráfica) constan una serie de directrices que, de acuerdo al entorno del empresario, debía seguir para ser tenido por arrepentido y poder salir de la cárcel. “Hay una manera de salir del penal. Ley del arrepentido. Cortar cadena de asociación ilícita”, puede leerse en las primeras líneas del documento que también se acercará al TOF 4, según explicaron desde la defensa del empresario.

En el manuscrito se leen distintas afirmaciones como: “Poné una persona de confianza para hablar con el fiscal (Marijuan) y el Gobierno (ministro de Justicia. Germán Garavano)”. Aparece mencionada “la figura del arrepentido colaborador”.

De acuerdo a Báez, el Gobierno quería que se presente como arrepentido en “la ruta del dinero K” y apuntase contra la expresidenta y actual vicepresidenta electa. Debía reconocerse como testaferro de la familia Kirchner. Por eso, se interpreta, también aparece la siguiente afirmación en la nota: “Vas a tener que nombrar al amigo (NK)”. “NK” se sobreentiende que referencia a Néstor Kirchner.

En otro pasaje de la carta que Báez atribuye a Gasulla se lee: “Demostrar asociación ilícita de lavado de activos. No importa el sobreprecio de la obra pública”. “Habla con fiscal y ministro de justicia. Info eficaz”, es otra de las frases que se destacan. Y se mencionan el contador Daniel Pérez Gadin y al supuesto agente de inteligencia Alan Bogado, al que se vincula un número celular.

En el escrito que Báez llevó a Dolores relacionó a Gasulla con Eduardo Miragaya, el fiscal que se tomó licencia durante el macrismo para prestar servicios como agente de inteligencia en la exSIDE. A Miragaya se lo vinculó con distintas operaciones político-judiciales. Báez relató cómo fue el encuentro entre su abogada y el periodista.

A mediados de 2016, su entonces letrada, Liliana Costa, se reunió con Gasulla en unas oficinas ubicadas en Puerto Madero. Cuando la abogada llegó al encuentro -siempre según el empresario- el periodista no estaba solo. Lo acompañaba Leonardo Fariña. En esa reunión Gasulla marcó una serie de condiciones para poder salir de la prisión que “fueron escritas de puño y letra por el periodista”. “Eran idénticas a las que me habían sido relatadas por la Dra. Balbín en persona”, añadió en referencia al episodio del Hospital Penitenciario.

Por todo esto, Báez solicitó se haga una pericia caligráfica de la prueba que llevó al juzgado de Dolores así como se cite a declarar al agente Bogado y a la letrada Liliana Costa. Por su parte, el periodista rechazó las acusaciones en su contra y dijo que Báez miente. Garavano hizo lo propio.

Ahora será la Justicia la que deba constatar la veracidad de los dichos de empresario, que promete seguir declarando.

Compruebe también

Emocionado, Alberto respaldó a Máximo Kirchner como Jefe de bloque: “Heredó lo mejor de Néstor”

El presidente electo se reunió con los integrantes del bloque del Frente de Todos. Confirmó …

Quiénes son los diputados que abandonaron el barco de Juntos por el Cambio

Macri habló de la “traición” de los representantes de Buenos Aires, Santa Cruz y Tucumán. …

Dejanos tu comentario